Translate

lunes, 8 de febrero de 2016

Entérate de lo que puedes hacer por tí


Tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa.
 Tal como es tu deseo es tu voluntad.
 Tal como es tu voluntad son tus actos.
 Tal como son tus actos es tu destino.

Brihadaranyaka Upanishad IV.4.5.


En  esta sociedad del consumo, la inmediatez y lo pasajero, es común dejarse absorber por la urgencia de mantener el control y luchar para que el mundo se comporte a nuestro acomodo, perdiendo de cierto modo, el control sobre nosotros mismos. Pasamos gran tiempo buscando ser felices cuando desconocemos la fuente de lo que realmente nos da la felicidad.

Hace un par de años leí uno de esos libros que aun rumeo porque me dejó una gran enseñanza, la cual me ha requerido bastante tiempo para procesar e intentar llevar a la práctica. Las siete leyes espirituales del éxito, del reconocido Deepak Chopra, es un texto de superación personal, del cual valoro la sencillez y puntualidad con la que se expresan verdades de la vida, cuyas ideas quiero compartir en este post: 


1. Dedicar un tiempo a la meditación, por lo menos a estar en silencio, a admirar y disfrutar de la naturaleza, a callar tus ideas y alejarse del ruido del mundo, esto te dará tiempo para descansar de tu carga diaria, del agotamiento y del estrés.

2. No juzgar, empezar el día diciéndose "Hoy no juzgaré", no criticaré a las otras personas, eso evitará hacerte ideas equivocadas de las personas o de los hechos, etiquetándolas, una de las cosas que más despreciamos que hagan con nosotros. Y es que somos personas diferentes y cada uno merece respeto.
¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? Juan 7:3

3. Practica el dar y descubre el placer de recibir. La vida es un flujo que se encuentra en constante movimiento y al truncarlo estás retrasando que las cosas vuelvan a tí. 
Descubre como al intentar hacer feliz a otro puedes ser feliz también, porque si deseamos alegría demos alegría, si deseamos amor demos amor, así, todo lo que se desee hay que aprender a darlo. Tu puedes regalar una sonrisa, una flor, una oración, un saludo... ya verás como cada una de esas cosas y con creces regresan a tí.

4. La ley causa efecto, nos demuestra que toda acción tiene una reacción. Es necesario hacer conciencia de las consecuencias que tienen cada uno de nuestros actos, teniendo en cuenta la satisfacción que nos trae nuestra acción y cómo afecta a los demás. Conectar el corazón a la razón y no anteponer los intereses individuales al bien común.


5. Práctica el mínimo esfuerzo. Qué tal si... practicas aceptar los hechos que ocurren a tu alrededor sin querer mantener el control, aceptar la responsabilidad individual sobre los actos y convertirlos en una oportunidad de aprender y de mejorar, y abandonar una posición defensiva sin quiere tener siempre la razón. Descubre cómo las cosas se dan sin esfuerzo. 
"Es mínimo el esfuerzo que hacemos cuando nuestros actos brotan del amor, porque es la energía del amor la que aglutina la naturaleza." Chopra.
6. Vive el presente y deja de pensar en el futuro. Cuánto nos perdemos cada día por estar añorando lo que ocurrirá mañana. 
Es importante tener en cuenta los propósitos, pero no presionar ni desgastar la energía soñando y viviendo para el resultado, será mejor si disfrutas el proceso que sigues para alcanzarlo, al final tendrá más sentido y no te habrás perdido el presente.

7. La ley del desapego. ¿Te imaginas cómo sería un día en el que te liberas de tener el control, en el que le permites a los demás ser como quieren ser, en el que no corres desesperado y fuerzas una solución? ¿Cuántas veces has experimentado que luego de que parecías morir ante un problema de repente a surge la solución?

La vida es una incertidumbre, de manera que nunca vas a poder tener el control, cada uno de nosotros sólo es un pequeño elemento del mundo, el cual se mueve en una complejidad que se escapa a tú intención.


8. El propósito de la vida. ¿Té has preguntado cuáles son tus talentos únicos? De acuerdo con la ley del Dharma, cada una de las personas tiene un propósito en la vida el cual atiende a una necesidad y da sentido a la vida. Es así que:
  • Lo primero es, descubrir cual es ese talento único en tí.
  • Lo segundo es, reconocer la expresión de tu talento único, de eso que puedes hacer y disfrutar más que nada en la vida y que te deja un placer de satisfacción inigualable.
  • Lo tercero, es buscar servir a la humanidad con tu talento y permitirte ayudar a los demás con lo que mejor sabes hacer.


Si decides tener en cuenta estos principios espirituales del éxito, que en realidad son leyes de la vida, ten presente que el cambio no ocurrirá de un momento para otro, pero al darte la oportunidad de practicarlos sentirás un placentero descanso, una paz interior y el flujo que tomas tus proyectos.

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación