Translate

viernes, 25 de marzo de 2016

Casa en orden: Tips para amas de casa desesperadas

Si eres de esas que siente que va a enloquecer cada semana, sin saber por dónde empezar a arreglar el desorden que hay o de las que prefiere no llevar invitados, a menos que sea previamente planeado, porque tu casa está impresentable y además los niños y tu esposo no colaboran mucho, no te sientas morir porque no estás derrotada. No dejes que los deberes de casa te roben la tranquilidad y la armonía que debe significar hogar. A continuación unos tips para que las amas de casa desesperadas mantengan el orden.



Al iniciar en mis labores de ama de casa no fue fácil, tenía una obsesión de que todo permaneciera en su lugar y gastaba mucho tiempo en lograrlo, pero siguiendo muchos de los consejos que les describiré a continuación he podido mantener el orden y tener más tiempo para otras cosas. En este siglo no hay lugar para las esclavas


1. Trabajo en equipo

Primero y principal, es que todos los miembros de la casa asuman su responsabilidad en los deberes que se realizan en casa, de acuerdo con su edad, se deben asignar tareas (Cultivar valores en los niños desde los deberes en casa). Para ello puedes iniciar haciendo un listado de las tareas diarias y los responsables y luego crear un calendario en el que queden especificadas las tareas de casa uno, de acuerdo con su disponibilidad y capacidad.

2. Espacios de la casa

La cocina: es quizás uno de los lugares que más tiempo demanda y que más se ensucia, pero te será más fácil si tienes en cuenta:
  • Limpieza de platos, estufa y piso: intenta que después de cada comida, todos los platos, ollas y demás utensilios utilizados queden lavados. Esta debe ser un tarea que se haga inmediatamente se levanten de la mesa. Empieza por los platos y luego el mesón y la estufa, quitando los restos de comida que hayan quedado, intenta que esto no demore más de 10 a 15 minutos. Después de la cena, además de limpiar los platos, el mesón y la estufa, barrer el piso de la cocina, cada vez que puedas, y recoge todo ordenando las cosas en sus respectivos puestos; de seguro necesitarás más tiempo pero procura que no sean más de 30 minutos.
  • La basura: Desocupa tu canasta de la basura todos los días, al finalizar la limpieza de tu cocina cierra la bolsa y sácala fuera, ya sea directamente al bote externo en ese momento o a la mañana siguiente, sino puede guardarla en un lugar donde se conserve debidamente hasta el dia que pase el camión de aseo. 

El baño: La limpieza del año, es una de las cosas que solemos detestar, es un espacio reducido y que gana suciedad y hongos muy rápidamente, dada su condición de humedad. Pero puede ser más fácil si cada noche luego de asearse pasa un paño con desinfectante por el lavamanos, y por el inodoro, además de esparcir un poco de desinfectante dentro del mismo. De esta forma, tu baño no tendrá malos olores y al siguiente día será más agradable entrar en el. 
Hacer una lista de limpieza: para esos espacios que son menos exigentes como la sala o los cuartos, puedes programar, de acuerdo con el calendario de tareas en casa, qué día de la semana se hacen, de tal forma que cada día puedas hacer algo diferente, así no tienes que hacerlo todo en un solo día y la casa se puede ver más limpia, además de ayudar a crear un rutina.

3. Las comidas. 

Lo ideal será hacer un menú de las comidas de la semana, esto te ahorrará gran cantidad de tiempo, dolores de cabeza y te ayudará a crear un banco de opciones al momento de cocinar. 

Haz el menú un día antes de hacer las compras del mercado, preferiblemente el fin de semana. Crea una tabla en el que incluyas: desayunos, almuerzos, cenas y meriendas, estas últimas especialmente si tienes niños en casa. Para hacer el menú ayúdate de libros de cocina, revistas, internet o aplicaciones web como Cookbook Receta, una aplicación muy útil. De acuerdo como te parezca mejor, puedes hacerlo en tu computadora o a mano y pagarlo en la puerta de la nevera o bien utilizar una App en tu móvil. Guarda tus menús semanales y utilízalos como fuente para la planeación de otros menús.


4. Compras de mercado

Esta es una tarea de cada semana, por lo que puede quitarte mucho tiempo, por lo cual, puedes poner en la nevera papel para que todos los miembros de la familia puedan anotar lo que haga falta comprar y, si ya has hecho el menú de la semana, solo deberás hacer una lista de lo que necesitas; tarea en la que la App Google Keep, es una aliada. Si no deseas ir al supermercado, puedes realizar la compra por internet el en supermercado de tu ciudad que te ofrezca este servicio y recibir en casa tus productos.. Consulta Día compras… 10 tips que simplifican tu vida.


5. Orden interior

Uso práctico de los espacios: decorar la casa con elementos que además sirvan para guardar cosas, porque en ellos puedes meter las toallas, las revistas, los juguetes de los niños, etc., pudiendo ubicarlos en rincones, el baño o en los cuartos al momento que tan un toque decorativo y te ayudan con el orden. De igual forma, el uso de repisas permite un mejor aprovechamiento del espacio. Mira algunas ideas en 37 ideas geniales para organizar y decorar tu casa.


Organiza todos los días: no dejes que el desorden reine en tu casa para volver a poner las cosas en su lugar. Al regresar del trabajo o en el momento que mejor te parezca, dedica 15 minutos para recoger esas cosas que están mal puestas, y para limpiar hasta donde te alcance ese tiempo. Si lo haces diariamente y lo promueves entre los miembros de la casa, lograrás que tu casa este organizada sin mayor esfuerzo.

Buen olor: siempre que puedas permite que tu casa se ventile, si no puedes hacerlo entonces puedes usar, de acuerdo con tu preferencia, velas aromatizadas, flores, ambientadores, de tal forma que al entrar a tu casa se sienta un olor agradable. Recuerda que los olores tienden a concentrarse, especialmente luego de una buena comida, donde puedes valerte de algunos trucos sencillos para hacerlo como encender una vela rodeada de café o canela, hervir limón, etc. Puedes ver Eliminar los malos olores.


6. Crea una rutina
Las rutinas son ideales para ayudarnos en el orden, ya que marcan un patrón a seguir en las diferentes actividades que debemos hacer y ayudan a manejar la agenda diaria.

Con los niños: tus hijos pueden ser un factor importante para el caos de la casa, pero si creas rutinas para ellos, en las que se definan la hora para jugar, comer, hacer la siesta, dormir, hacer los deberes; ellos las adoptaran y al final todos serán más organizados y aprovecharán mejor cada momento.


Trabajo en casa: si trabajas desde casa, o tienes que llevarte algunas tareas, es necesario que organices tu rutina de trabajo que te facilite compartir con tu familia, atender a los deberes de casa y no perder mucho sueño. Define para ello los momentos en los que trabajaras así como el espacio para hacerlo. Debes escoger especialmente el momento en el que tus hijos no estén en casa o están dormidos, así como un lugar cómodo y bien iluminado, para tener concentración y aprovechar mejor tu tiempo de productividad.


Debes reconocer que tu trabajo como ama de casa requiere de mucho tiempo, por lo que es necesario que desde los primeros años ayudes a tus hijos a comprenderlo como tal y así como a participar en las tareas diarias. Además, internet es una gran fuente de información, donde puedes consultar diferentes fuentes que te ayuden, entre los que se encuentra el metodo Mari Kondo, que ofrece maravillosas alternativas. Un que para algunas personas es posible contar con una persona de servicio doméstico que les ayude, no siempre es así, y en dicho caso, no se deben dejar todas las responsabilidades de la casa en sus manos. En la medida que todos aportamos en el hogar, este será un mejor lugar para todos y nada mejor que poderlo hacer sin perder el control.

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación