Translate

lunes, 7 de marzo de 2016

Tu temperamento, la esencia de lo que eres.




Nuestro círculo social, familiar y de amigos, tiende a ser un selecto grupo de personas entre las que se encuentran: el hablador, el chistoso, el mentiroso el impetuoso, el callado, el distraído, el líder, el tierno, el visionario, entre otros. Un conjunto de personas que complementan nuestra vida y con los que nos identificamos en mayor o menor medida. 

Si algunas veces te has preguntado por qué una persona se comporta o reacciona frente a una situación de una u otra forma, tal vez la respuesta la obtengas al saber más sobre los cuatro temperamentos, establecidos para clasificar los rasgos psicológicos de una persona.

He querido hablar de este tema porque era algo desconocido para mi hasta hace un tiempo, cuando una amiga me preguntó ¿cuál es tu temperamento? Y no supe que responder. Me dijo: si conoces tu temperamento sabrás como manejarlo y sacarle más provecho, y eso me entusiasmo, así que inicié mi investigación y hoy les comparto lo que encontré sobre el tema.



Los cuatro temperamentos




Todo esto inicial con la teoría humoral, establecida por Hipócrates y adoptada por los filósofos y físicos de las antiguas civilizaciones griegas y romanas, que explicaba que la salud de una persona estaba afectada por el equilibrio de los cuatro líquidos (humores) del cuerpo, como son: la sangre, la flema, la bilis amarilla y la bilis negra. Teofrasto y otros establecieron una relación entre el humor y el carácter, y de acuerdo con la predominancia de uno de los líquidos en una persona se definieron los cuatro temperamentos, así: sangre -sanguíneo, bilis negra - melancólico, bilis amarilla – colérico y flema o linfa – flemático.

Sanguíneo: Vivaz, alegre, conversador, personalidad atractiva, voluntarioso, extrovertido, impulsivo, franco, débil de carácter y el alma de la fiesta.


Les encanta la gente y detestan la soledad. Muchas decisiones las tomadas con base en los sentimientos más que en la reflexión. También se caracterizan porque tienden a ser algo desordenados, indisciplinados, volátiles, ingenuos y de voluntad débil. Usualmente están en movimiento y les gusta vivir el presente, no se detienen a ver el pasado o pensar mucho en el mañana. 

Colérico: dinámico, organizador, con voluntad de hierro, autoconfianza, decisivo, rápido, determinado, independiente, visionario y el líder de la causa. 

Se complacen en tener la mente ocupada y en estar haciendo algo. Son personas que toma una posición definida frente a las cosas y no se detienen ante las adversidades, las cuales se le convierten en retos que los mantienen alentado a seguir adelante. En algunas situaciones pueden llegar a ser personas imponentes y hostiles, con reacción de explosividad peligrosa e insensibles ante los demás. En las relaciones interpersonales puede ser directos, sarcásticos y cortantes.

Melancólico: introvertido, serio, pensador, detallista, perfeccionista, idealista, abnegado, determinado, intenso, analítico e inteligente, el genio que todos queremos ser.

Es una persona fiel y muy buen amigo, que disfruta del arte y de la belleza, la música la filosofía, etc. Es crítico y autodisciplinado, dedicado y entregado al sacrificio. Pero tiende a deprimirse y a tener una actitud pesimista frente a la vida, además, puede ser egocéntrico, rencoroso y difícil de complacer. Se dice que tiene una expectativa de vida menor que los demás. Puede llegar a ser un gran genio o una persona peligrosa, de acuerdo como controle sus impulsos. 

Flemático: estable, pacificador, compasivo, diplomático, cauteloso, confiable, sereno, adaptable, ingenioso y dueño de sí mismo, el amigo que todos quieren tener por su temperamento agradable y reposado.

Evita los compromisos, tiene un sentido de humor espontáneo, es compasivo y no le faltan los amigos. No le gusta involucrarse en la vida de los demás y es reservado con sus emociones. Algunas veces puede ser lento, ocioso, sin empuje y rápido para las excusas. Es una persona ambiciosa y terca, aun cuando no lo demuestre, además de indeciso y temeroso.



Cómo te define el temperamento.


Es claro que cada persona es diferente, pero en general se comparten algunas características particulares, las que hacen que nos podamos identificar dentro de un grupo de personas, y en este caso, que encajemos con uno o más de los cuatro temperamentos.

Existen muchos test para identificar el temperamento, aquí te comparto uno que me gustó: ¿Cuál es tu temperamento?

De acuerdo con la teoría de los temperamentos, cada persona nace con un temperamento predominante que se complementa con los demás en mayor o menor medida, usualmente tenemos dos temperamentos más marcados, los cuales llevan a determinar, junto con el contexto en el que nos hemos desarrollado y las experiencias de vida, nuestra forma de actuar y vivir, especialmente en las aristas de nuestra vida (tristeza, felicidad, presión y tranquilidad).

Si bien nuestro carácter está determinado por nuestra naturaleza, cada uno de nosotros podemos actuar sobre el mismo. En la medida que conocemos nuestros temperamentos regentes y sus rasgos predominantes en nosotros, podremos aprender a controlar los impulsos y así sacar ventajas del mismo, así como, comprender a nuestros amigos o familia, o compañeros de trabajo.

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación