Translate

viernes, 22 de abril de 2016

¿Es el lenguaje del chat un peligro para la lingüística?



Si al ver una conversación electrónica, entre un par de adolescentes, eres de los que piensas que necesitas un diccionario para poder entenderles tan particular jerga y abreviación, carentes de sentido y, que constituye un lenguaje cerrado dejando fuera de su comprensión a los que no son de su grupo generacional; pero sobre todo te alarmas de la falta de ortografía y retórica, que profana la exquisitez que ofrece un buen texto, te invito a calmarte un poco y ver lo que dicen los expertos al respecto.

Para los que definitivamente no hacemos partes de la generación de los “nativos digitales” y sobre todo para padres y profesores, nos surge la pregunta ¿Podrán los chicos ser capaces de escribir un buen texto o vamos a tener que ir adquiriendo una copia del diccionario “nuevo lenguaje del chat”?

A propósito de los 400 años de muerte de los más grandes literatos: Cervantes y Shakespeare, vale la pena pensar si los ilustres señores están revolcándose en sus tumbas o si ríen placenteramente, por la nueva forma de escritura que se impone, especialmente entre los más jóvenes, a través del uso de SMS, chat, e-mail y redes sociales, medios que han ganado un significativo uso en la comunicación tanto informal como formal.

El “lenguaje del chat” ha sido objeto de investigación de lingüistas, quienes se han preguntado qué efectos puede tener esta forma de comunicación sobre las competencias comunicativas, especialmente escriturales, entre los más jóvenes; para sorpresa de muchos, y contrario a lo que el imaginario colectivo adulto ha creído, los resultados han demostrado que las tecnologías emergentes no son un peligro para el lenguaje, sino que consigo traen cambios que están lejos de mutilar nuestro idioma.

De acuerdo con Emilia Ferreiro, quien asume un posición crítica y muy profesional al respecto, expone que:


1. Las tecnologías implican cambios sociales 

Dice Ferreiro “Todo cambio en las tecnologías de la escritura tiene consecuencias en las prácticas sociales”, y esto no es algo que ha ocurrido solo en este siglo, la historia demuestra que, con el surgimiento de la máquina de escribir, el bolígrafo y el procesador de texto, se han dado cambios fuertemente criticados en sus momentos, con respecto a la escritura, los cuales hacen parte del dinamismo del mundo y, en todo momento pueden ser instrumentos didácticos dentro del proceso de formación del ser humano, más que un peligro que se deba evitar.



2. Las abreviaturas no son algo novedoso
Las abreviaturas existen desde la edad media, desde la Roma antigua, justificado su uso, en ese entonces, como una manera de aprovechar al máximo las hojas de papiro; lo mismo ocurre en los avisos clasificados en los periódicos, de manera que es inconscientemente lo mismo que hacen los chicos en estos momentos, cuando al responder rápidamente los chat y mensajes cortos que comparten deben crear una serie de abreviaturas que les permitan agilizar su escritura.

Resultados como los obtenidos en la Universidad de Stanford (EE.UU), la Universidad Alberta (EE.UU) y la escuela de Pujato (Argentina), demuestran que los adolescentes y jóvenes distinguen claramente entre el lenguaje que usan en conversaciones con sus amigos y el que debe usar en la producción de textos formales. Descubriendo que, como lo dijo la directora del programa de escritura y retórica de la Universidad de Stanford, Andrea Lunsford, los jóvenes pasan mucho más tiempo escribiendo debido a la exigencia de la comunicación textual de las redes sociales y demás medios de comunicación electrónica, cosa que no sucedía con mayor frecuencia entre los adultos, para quienes escribir lo asociamos más a una actividad académica o laboral, que no está directamente vinculada con nuestra vida cotidiana.

Por otro lado, se evidenció, además, que los estudiantes con mala o buena ortografía en sus textos académico también la tiene en sus conversaciones informales con sus amigos.

Lo anterior demuestra que más que estar preocupados por el daño que el uso de las TIC pueda hacer sobre los chicos, debemos aprovechar la oportunidad para ratificar el hábito de la escritura, reclamado por los expertos desde hace años, dándole herramientas conceptuales y cognitivas para que se empoderen de las nuevas formas de comunicación de las que son protagonistas y la usen de forma crítica en los diferentes ámbitos de su vida.


Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

2 comentarios:

Daisy Diaz dijo...

Yo si necesito el diccionario del "nuevo lenguaje del chat" creo que estoy vieja :(

Isnardo Arenas Navarro dijo...

Hace poco me paso una prima escribio en un chat famiLiar DBT y yo tuve que usar google...

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación