Translate

viernes, 1 de abril de 2016

Huerta urbana… Sembrado en el balcón



Para los que encontramos un particular placer en la pizca de sabor que da la albahaca fresca a las ensaladas, valoramos las delicias que estas plantas le dan a nuestros platos, además del aporte nutricional que le hacen a nuestro cuerpo, no resistimos a la idea de no poder tenerlos disponible y fresco cada día. Esta idea, junto al deseo de experimentar el encanto que tiene la primavera, hizo que crecieran en el balcón de mi apartamento orégano, albahaca y perejil, las cuales ahora son como parte de la familia.

Si te motiva la horticultura y tienes la disponibilidad para hacerlo, te traigo los siguientes consejos, los cuales están basados en mi experiencia personal, concebida bajo la intensión de ser amables con el medio ambiente, producción a bajo costo y tener vegetales orgánicos en nuestra mesa.

Debo adelantar que la experiencia está llena de aciertos y desaciertos, pero especialmente de mucha satisfacción, que vale la pena emprender, especialmente si tienes pequeños en casa, para los que el proyecto se puede volver una verdadera razón para fomentar su amor a la naturaleza al momento que cuidan de ella y valorar los alimentos que consumen.

Condiciones climáticas

Si bien las plantas no necesitan muchos cuidados, el clima, la luz solar, el tipo de suelo, la humedad y el agua, son muy importantes para que crezcan sanas y lindas.

Luz solar: Es importante que las plantas se encuentren en un lugar donde reciban por lo menos cuatro horas diarias de sol, ya sabes, que requieren de la luz solar para sus procesos de crecimiento y desarrollo.

Clima: si vives en un lugar donde se dan las cuatro estaciones, el mejor momento para sembrar será al final del invierno, de tal forma que aproveches la primavera para que la planta se desarrolle, pero también debes considerar que en verano algunas de tus plantas podrían morir si no les proporcionas los cuidados necesarios.

Si las estaciones no se dan en el lugar donde vives y vives en zona tropical, infórmate y escoge aquellas plantas que puedan desarrollarse bien en esas condiciones climáticas.  Calendario de cultivo

Materiales reciclados

Hay diferentes formas para tener plantas en tu balcón, en las que puedes usar mesas de sembrado, macetas de plástico o cerámica, botellas plásticas, latas de alimentos, etc. 
Además de aportar a nuestra mesa, podemos aprovechar y contribuir al medio ambiente, al utilizar contenedores hechos con recipientes reciclados y otros materiales que puedan servir como abono orgánico.

Macetas: usa envases plásticos vacíos del tamaño que desees que tenga la maceta, córtalos cuidadosamente con una tijera y decorarlos. Si decides la huerta en compañía de los pequeños de la casa, esta tarea se puede convertir en una experiencia muy satisfactoria y motivante para ellos.
En internet hay una gran cantidad de ideas que te puedes ayudar a inspirar.



Sustrato y abono

Para iniciar el cultivo puedes comprar alguna bolsa de suelo fortificado, disponible en los viveros de los almacenes, ya que su porosidad y nutrientes le harán muy bien a las nuevas plantas. Pero también puedes ayudarte haciendo una composta en casa.


La composta: Hacer composta es muy fácil, en la que puedes aprovechar buena parte de tu basura orgánica, especialmente vegetal. Para hacer la composta puedes seguir los siguientes pasos:

Usando un recipiente grande (balde de pintura) con tapa, ponga una capa de tierra, una de residuos orgánicos vegetales y otra de tierra, asegurándose de mantener la humedad de la misma, de tal forma que le des lugar a la descomposición de los residuos. Después de un par de semana revuelva el contenido del balde y síguelo haciendo periódicamente, hasta que se note la descomposición de la misma. Mantenga el recipiente tapado para evitar malos olores, los cuales son casi ningunos si usas solo residuos vegetales crudos.



Luego combinando la composta que has hecho y la tierra comprada puedes aportar a tus plantas, nuevos nutrientes.


Las plantas o semillas

Puedes decidir si usas semillas o plantel (plantitas germinadas) para iniciar. De acuerdo como sea tu disponibilidad, recomiendo usar plantel, las cuales puedes encontrar en un vivero, ya que es más rápido y fácil el inicio del cultivo. Pero si debes sembrar las semillas, consigue unas buenas en el supermercado y haz un semillero, siguiendo las indicaciones dadas en empaque, de las mismas.

Semillero: Para hacer el semillero puedes valerte de pequeñas bolsas, las cuales rellenas con un poca de sustrato y sembrar en cada una de ellas de 4 a 5 plantas, manteniendo la humedad controlada. De esta forma será más fácil trasplantarlas a su lugar de crecimiento.

Sistema de riego

El mayor trabajo lo vas a tener al iniciar el cultivo, luego solo debes cuidar que las plantas reciban el agua justa para estar saludables. En este caso tienes varias opciones entre las que puedes considerar la que mejor se acomode, pero una de los más cómodos, especialmente si tienes macetas individuales, es el riego gota a gota.

Este sistema de riego es sencillo y consiste en instalar un recipiente (botella de plástico) en la maceta y las plantas usaran el agua que necesiten, consumiéndola poco a poco. De esta forma te aseguras que tus plantas no pasen sed sin tener que hacerle riego a diario. Este sistema es muy útil cuando debes salir de casa por varios días.


Riego gota a gota: Toma una botella con tapa, haz un orificio en la tapa y si la tierra no es muy porosa corta el fondo de la botella, luego haz un hueco en la tierra de la maceta y mete la botella llena de agua con la tapa hacia abajo quedando enterrada (aprox. 2 cm) en la tierra. 



Personalmente, en casa decidimos iniciar con algunas plantas aromáticas como son: orégano, perejil, cilantro, cebolla larga o cebolla, para luego continuar con el romero la albahaca, pimentón, tomate y papas. Pero nos hemos dado cuenta que las plantas pequeñas y que resisten diferentes temperaturas como son orégano, cebolla larga, romero y albahaca, son mejores para iniciar. Luego de acuerdo con tu tiempo, experiencia podrás incursionar con otras como ajos, lechugas, espinacas. Todo dependerá de las condiciones climáticas y de las posibilidades que tengas en casa.

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

2 comentarios:

Carmen Cecilia Navarro de Arenas dijo...

Bien interesante,útil para el bien del planeta y del diario vivir,poder disfrutar de la naturaleza,gracias por ese aporte tan valioso

Dalila Díaz Santana dijo...

Que bueno que te resulte útil el articulo.

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación