Translate

lunes, 9 de mayo de 2016

Autoconfianza y los riesgos del mundo virtual


El fascinante mundo de los medios sociales, especialmente las redes sociales y los chat electrónicos, resulta, para muchos niños y adolescentes, más allá de un espacio ameno para el intercambio de información, el mejor lugar para reafirmar, a partir de la opinión de los demás, la falta de confianza en si mismos, buscandola en la popularidad que se pueda lograr con la "aceptación" y el "reconocimiento" dentro de su comunidad, sin considerar que en es proceso se está vulnerando la intimidad y con ello sobre exponiéndose a diferentes peligros.

En un mundo en el que los medios sociales se hacen cada vez más importantes y más personales, es fácil que se pierda el sentido real de lo que es la confianza como una forma de reconocer cuales son las fortalezas y las debilidades que se tienen, y apartir de allí adquirir sentido de si mismo sin llegar al egocentrismo. 

Por lo anterior, es necesario que trabajé desde los primeros años con los niños el desarrollo de su confianza, para lo cual es importante que usted como padre demuestre confianza en ellos, asignandole responsabilidades de acuerdo con sus posibilidades y ayudarles a identificar y recuperarse de sus errores. Se trata de orientarlos sobre las implicaciones de sus acciones, evitando la sobreprotección y fomentando la comunicación.

Algunas ideas que te pueden ayudar, de acuerdo con Elizabeth Lombardo, psicóloga clínica y autora de A happy you, son:

1. Valora el error

Acepta a tus hijos por lo que son, evitando compararles con otros niños y ayudalo a que el también lo haga. Algunas veces tu hijo puede decir de si mismo: "yo no soy bueno para esto", ese es un buen momento para ayudarle a que sepa que todos no somos buenos en todo, que podemos hacer muy bien algunas cosas que otros, pero que se requiere práctica y disciplina, que si bien no es fácil al principio la práctica lo puede facilitar. 

Tu niño debe aprender a equivocarse y aceptar, primero, que ha cometido un error y, segundo, que lo seguirá haciendo el resto de su vida. Hazle hincapié en que el mundo no es perfecto, y que gracias a nuestros errores podemos aprender.

Apoyalos en sus problemas, escuchalo y permíteles disfrutar el proceso de aprendizaje. No le enseñes solo a celebrar la victoria, sino también el valor de "hacerlo". Si lo ves frustrado buscando la solución a un problema o una tarea, no lo resuelvas por él, es mejor que le ayudes a enfrentarlo de otra forma y a verlo como desafío. Enséñale con tu ejemplo que no debe ceder a la presión y que su punto de vista es importante, pero no siempre es el correcto.

2. Evita las etiquetas

Los niños le dan mucha importancia a lo que se dice sobre ellos, sobre sus amigos y sobre su familia, para ellos es muy importante lo que piensas sobre las cosas que hacen y muchas veces ven en tu actitud la forma de aprobar o desaprobar sus conductas o pensamientos. De manera que las etiquetas que se usen para con ellos, para contigo mismo y para con los demás serán realmente importante para ellos. Es así que decirle "tu no sirves para esto", "parece que fueras bruto", "hasta un tonto podría hacerlo", entre otras, son expresiones que pueden dañar el sentido que tiene de si mismo de un niño.

Es normal que los niños tengan miedos, pero si estos son alentados a ser superados podrán hacerlo y con ello aumentar su confianza, pero si al contrario, les descalificas en una actividad puedes estar llevándolos a que se crean incapaces, sin atreverse a intentarlo.

De igual forma, las expresiones que se usan para consigo mismo son importantes, prefiere expresiones como: "Metí la pata, tendré que volverlo a hacer", "No pude con esto, más tarde lo hago" y evita referirte ante tus fracaso como "soy una estupida", "Que boba soy", etc.


3. Motivalo y escuchalo

Una de las bases de una buena relación consigo mismo y con los demás está en aprender a comunicarse asertivamente. Para muchos niños no es fácil hablar de sus cosas, sus sentimientos o de la forma como se sienten, ya sea positivo o negativo, por lo que será importante que les animes a transmitir asertivamente sus sentimientos, lo cual les ayudará a explorar y controlar sus emociones. Todo esto a su vez les permitirá ser personas articuladas y seguros de si mismos, de sus sentimientos y opiniones y por consiguiente adquirirán autoconfianza.



4. Fomenta el riesgo saludable

Los riesgos hacen parte de la vida, especialmente entre los niños y los adolescentes, quienes están aprendiendo nuevas cosas cada día y experimentando diferentes cambios en las etapas por las que pasan, de manera que fomentar el riesgo puede ayudarles a enfrentar a sus miedos y lo mejor descubrir sus habilidades.

Tal vez incitar a probar una nueva comida, subir a la montaña rusa, aprender a montar bicicleta, etc., pueden parecer actividades simples, pero con ellas estarías ayudando a tu hijo a correr riesgos y a creer en que puede hacerlo. Pero si le dices "deja que yo lo haga", "esto es muy peligroso", puedes estar induciéndolo a la dependencia y la perdida de autoestima.

5. Establece reglas

El hecho que apoyes a tu hijo no significa que debas ser permisivo en todo lo que hace. Es necesario que se tengan reglas y que se actúe conforme a las mismas, que lo lleven a reconocer que hay limites y los riesgos que se tienen al no respetarlos. Así tu hijo puede saber que debe apagar la tele, no navegar en internet encerrado en su cuarto, no publicar fotos  de desnudos en la red, ya es hora de dormir y no seguir en el chat, entre otras actividades más que de no ser controladas puedes llevarlos a tener mala experiencias en la vida.

No siempre es fácil reaccionar de la mejor manera ante las diferentes situaciones que se nos presentan con los niños o adolescentes. En muchas ocasiones se desconfía de sus opiniones, se cuestionan sus respuestas, se desconocen sus necesidades de comunicarse o se da por sentando que saben como hacerlo, y todo ello puede llevarlos a exponerlos a ser victimas de fenómenos como el cyberbullying, sexting o depravados sexuales, entre otros más. La confianza que se plante en los niños, les ayudará a tener mayor respeto por lo que son, lo cual va desde defender sus puntos de vista hasta cuidar su integridad y su vida publica.  

Otros artículos relacionados:




.

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un articulo que permite visualizar las modernidades a las cuales se exponen nuestros hijos. Adri

Dalila Díaz Santana dijo...

Así es Adri, el mundo está lleno riesgos que si los jóvenes no están preparados para asumirlos les puede costar malas experiencias.

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación