Translate

martes, 20 de septiembre de 2016

Claves para el éxito de las finanzas personales

Si eres de los que se sienten tentados, varias veces al día, a gastar su dinero y llegas a final del mes con una gran deuda en tu tarjeta de credito, sin un centavo para imprevistos y sin ahorros para ese viaje que quieres hacer; debes saber que las cosas no tienen que ser así y si lo decides puedes tomar las riendas de tu vida financiera ahora mismo.
  
Nuestra sociedad está basada en el capitalismo, por lo cual, cada lugar comercial al que vamos está diseñado para que gastemos nuestro dinero, y es así como este se va gota a gota en un café con amigos, una refresco, un sandwich, comidas fuera de la casa, snacks, compras online, etc., cosas que luego te resultan bastante inútiles.

¿Qué hacer al respecto?

Lo primero que deberás hacer es tomar consciencia de que muchos de los gastos que tienes no son necesarios, por tanto puedes precindir de ellos y a partir de allí, podrás empezar a implementar la siguiente estrategia.

1. Establece un meta

Tener una meta financiera requiere trazar un camino para alcanzarla y puede ser la mejor excusa para iniciar un cambio en tus hábitos de compra, lo cual podrá llevarte a tener mayor control de tu vida.

No importa que tan ambiciosa sea tu meta, lo importante es que esté planteada claramente. Puede ser: un viaje al lugar que siempre has querido, ir de vacaciones, un carro nuevo, estudiar, comprar una casa, ahorro para el retiro, etc.; encontrarás que hay muchas formas de invertir tu dinero productivamente.

Para iniciar...

  • Escoge solo una meta y a corto plazo,
  • Fija una fecha real para lograrla tu meta,
  • Elabora el plan acción que seguirás, considerando para ello eliminar algunos gastos innecesarios.
  • Establece una cuota de ahorro, periódica y
  • Escoge el metodo que consideres más seguro para llevar el control de tu ahorro; e inicia a trabajar en dicha meta de inmediato. 

2. Autocontrol



Tener un meta no será suficiente, vas a requerir mucho esfuerzo y compromiso contigo mismo y tomar algunas medidas reales frente a tus hábitos de consumo, para lo cual puedes considerar: 

#1.- No más excusas: no te justifiques a tí mismos sobre las compras que haces cuando sabes que no deberías hacerlas, por más pequeña que sea. Haz tu lista de compra y siguela lo más puntual posible.

#2.- Prioriza gastos: define un plan de gastos para el mes, reduciendo aquellos que no son obligatorios y que no te traen mayor beneficio; define cuáles de tus compras son realmente necesarias (ropa, zapatos nuevos, cenas por fuera de casa, salidas los fines de semana, etc.), piensa si puedes satisfacerlas con menos dinero y comprometete contigo mismo a no llevar a casa cosas que vas a desechar en poco tiempo.

#3.- Lleva efectivo: llevar la tarjeta de credito te da la ilusión de tener poder adquisitivo, pero dejar las tarjetas en casa te va a dar una idea real de lo que tienes y te evitará caer en las tentaciones, porque solo podrás llevar lo que tu efectivo permite.

#4.- Evita la tentación. si vas al centro comercial, a la tienda de zapatos, o cualquier otro lugar al que sucumbes ante la tentación, la mejor forma de evitarla es no llevar dinero o llevar solo el necesario para lo que tienes que comprar. Si lograr hacerlo repetitivamente, con el tiempo podrás ver como controlar la tentación se hace más fácil.

#5.- Reprograma tu agenda: si llevas una vida social muy activa de seguro también tendrás muchos gastos en nombre de esos buenos ratos. No digo que dejes de tomarte una copa con tus amigos o que no salgas a comer con tu familia, pero si que reprogrames los gastos mensuales que tienes al respecto considerando otras actividades, que tal vez no has explorado, menos costosa como un picnic, salidas al campo, paseo en bicibleta, etc, las cuales te ayudarán a reducir gastos sin dejar de divertirte.


3. Seguimiento de tus gastos

Ser consciente de cuánto gastas te permite tener mayor control sobre los mismos, porque sabes para donde se va tu dinero y puedes evitar que se vaya para lugares que no quieres. Para esto puedes:

#1.- Hacer un presupuesto: distribuir los rubros en los cuales gastarás tu dinero, le da forma a la planeación financiera que se requiere para alcanzar la meta propuesta; ya sea en una hoja de excel, una aplicación web o en una libreta sencilla, definir tus gastos y asignar un monto para cada uno puede convertirse en la mejor forma de controlar tus finanzas. Ya que te permite hacer una programación previa de cuanto dinero destinarás a cada acción y el balance que debes llevar para que no te sorprendán las cuentas en rojo al final del mes.

#2.- Registro de los gastos: para que tu presupuesto tenga máyor éxito lleva un registro de tus gastos, de esta forma podrás controlar cuando hayas alcanzado el tope establecido para una actividad y tomar decisiones al respecto.


Rehabilitar hábitos no es tarea fácil, sobretodo cuando tu entorno te impulsa a ello, pero si tienes claros tus propósitos de lo que quieres lograr y haces un plan de acción al respecto, será más factible que puedas lograr lo que te propones.

Cada una de las acciones que te propongo aquí las he puesto en práctica y me han funcionado siempre que he estado comprometida con mi propósito, de manera que, lo más importante de todo es que estés convencido de querer lograrlo y te concentrés en las acciones que lleven a hacerlo. Si tienes alguien que te ayude será más fácil, puede ser tu pareja, un amigo o familiar, con quien puedas hablar al respecto y que aliente tus acciones o te ayude a evaluar posiblidades; eso te dará el apoyo moral que requieres si te sientes flaquear.



Ahora tú...
¿Tienes algunos metas financieras que no has podido cumplir o has iniciado algún plan al respecto? ¿qué opinas de la estrategia que te propongo y cómo crees que puede ayudarte?



Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación