Translate

jueves, 5 de enero de 2017

Como medir el éxito personal


A propósito del nuevo año que inicia (¡feliz año nuevo! 😊), ya sabes año nuevo ideas nuevas, alguna vez te has preguntado: ¿soy o no una persona exitosa? ¿estoy aprovechando mi cuarto de hora en la tierra?, pues las emociones de un día lleno de optimismo y los golpes de pecho en uno pesimista no representan el mejor patrón de medida.

El enfoque que le daré a este articulo está lejos del sentido materialista que tienen muchas personas sobre el éxito, lo haré desde una perspectiva más integral, una que supone que el éxito es personal, tal como lo plantea John Maxwell en su libro El mapa para alcanzar el éxito.



1. ¿Qué no es el éxito personal?


El éxito no está en la buena salud, ni llega con el dinero o las posesiones; no está en la moda o la fama; no se alcanza con los anhelos o metas cumplidas; tampoco está en el poder o se obtiene con la felicidad.

Nuestro cuadro del éxito usualmente está dado en comparación con alguien más, solemos querer ser tan ricos, bellos, jóvenes, felices, famosos, talentosos como... un personaje o alguien que envidiamos o admiramos. Usualmente centramos el éxito en alcanzar cosas que están lejos y muy difíciles de ser.

Si ves tu éxito como una meta al final del camino a la cual llegar, es posible que: nunca la alcances y no puedas llegar a ser una persona exitosa o, al llegar a tu meta sientas la frustrante sensación de querer más.

Pero si éxito no es todo lo que escuchamos decir a las personas que tienen o que vemos que tienen los ricos, famosos y talentosos, entonces ¿qué es el éxito? ¿dónde está?, ¿cómo se alcanza?, ¿cómo se mide?

Cuando se deja de ver el éxito como la meta final y se empieza a ver como el camino, entonces ya no estarás tan lejos de este y podrás disfrutar más del camino; al caminar tienes la posibilidad para ser exitoso, y como suele ocurrir al andar disfrutarás de muchas cosas y carecerás de otras. Si dejar de poner atención al equipaje y empiezas a disfrutar más del paisaje, entonces el viaje será más placentero, productivo e interesante.

2. ¿Qué se necesita para el camino del éxito?


Si fueras a emprender un viaje podrías considerar una larga lista de cosas que necesitas: agua, ropa, dinero... pero probablemente lo único que realmente necesites es saber a donde quieres ir. 

De acuerdo con Maxwell, el éxito es: conocer tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu máximo potencial y sembrar semillas que beneficien a los demás. De acuerdo con esta definición no hace falta ser un X-Men dotado de un poder especial, contar con la alineación de los astros a favor, o esperar a tener el cuerpo de modelo, ser multimillonario y ser científico para sentir que se ha podido alcanzar el éxito.

Conocer tu propósito en la vida: en un artículo anterior (Entérate de lo que puedes hacer por ti) lo había hablado, cuando descubres que es lo que realmente te apasiona, osea eso que te gusta hacer y con lo que disfrutas más que nada estarás al frente de tu verdadero talento, entonces también habrás encontrado tu propósito en la vida. Es como un reflejo de la esencia del ser de cada uno, en el que intervienen las vivencias, aptitudes, habilidades y percepciones de la persona.

Cultivar el potencial: podremos hacer cualquier cosa en la vida, pero no todo lo podremos hacer bien. A veces me pasa que voy probando en hacer cosas que pienso que me gustan y luego de un tiempo siento que he perdido mi tiempo en distracciones, me doy cuenta que he estado desenfocada. Maxwell lo llama persona de muchos oficios pero experto en ninguno, hay muchos especialista en esto. Si quieres cultivar tu potencial deberías:
1. Concentrarte en una meta, enfocarte, y trabajar con base en ella.
2. Concentrarte en tu mejoramiento continuo, realizando acciones que te lleven más cerca de tu potencial, que te permitan ser mejor en lo que eres bueno.
3. Olvidar el pasado. Hay que aprender a sacar lo mejor de los recuerdos y tirar a la basura aquellos que pesan. Las acciones o eventos del pasado son irremediables y si bien hay que asumir las consecuencias no tienen que volverse una carga.
Sembrar la semilla que beneficie a otros: personalmente creo que hasta que no sientes que lo que haces sirve para ayudar a los demás no puedes experimentar el placer del deber cumplido. Mis horas en un salón de clase ganan valor con el reconocimiento de mis estudiantes, con sus sonrisas y preguntas, con los anhelos y las nuevas metas que les inspira; es entonces cuando se que lo que hago tiene un sentido y vale la pena. Beneficiar a los demás de tu éxito es algo que hace que tu andar no sea solitario y superficial.


Es muy cierto que "El viaje del éxito no se verá igual para todos pues el cuadro del éxito es diferente para cada persona" y por tanto cada uno será quien determine su propio cuadro. Hay muchas definiciones de éxito, de hecho se encuentra clasificado (éxito personal, social, profesional, etc), pero la verdad es que no me siento separada por áreas y todo lo que hago y soy me afecta y me define como persona, por tanto considero mi éxito como una combinación y equilibrio con lo que hago y recibo a cambio de mis acciones y se que depende de mi y de la forma como he decido vivir

Espero que estas ideas te ayuden a iniciar un nuevo año con una perspectiva de éxito, pero no olvides que este está ligado al sacrificio, de manera que si queremos ser exitosos debemos tener la disponibilidad para sacrificar, ya tu sabrás que.

"La única medida verdadera del éxito es la relación entre lo que podriamos haber sido y lo que hemos llegado a ser" - H. G. Wells -

Si no lo has hecho aún, te invito a suscribirte a Este día y recibir consejos, tips y reflexiones a través de nuestro boletín semanal.

Benchmark Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame que te ha parecido esta publicación